Mártir Virgen Juliana

Juliana_of_NicomediaMártir Juliana, hija de ricos paganos nació en la ciudad de Nicomedia (Asia Menor) en el año 286. A la edad de nueve años el padre de Juliana, Africano, la comprometió con el noble rico joven Eleusio hijo de un noble de la corte. Debido a la minoría de edad de ambos, su boda fue postergada hasta su mayoría de edad. Durante estos años Juliana supo sobre la fe cristiana y se bautizo. Eleusio hizo adelantos en su carrera y fue nombrado gobernante de Nicomedia. Cuando se acercó el tiempo de la boda, Juliana empezó a hablar a su prometido pagano sobre la fe cristiana y trataba de convencerlo de que se bautice. Cuando Eleusio se negó a hacerlo, entonces Juliana se negó a casarse con él.

Brutal y desenfrenado en su ira, Africano, cuando supo que su hija formaba parte de la secta cristiana que detestaba tanto y rechazó a tan codiciado novio se enojó mucho y empezó a azotarla. Juliana decía al padre: ” Venero a Cristo, amo a Cristo y no tengo miedo al suplicio por El.”

Entonces Africano entregó a su hija a Eleusio para que el mismo la juzgue. Encantado con la belleza de su exprometida Eleusio al principio trató de convencerla cariñosamente para que abjure a Cristo y se case con él. Después, viendo que ella no aflojaba empezó a amenazarla con diferentes suplicios. Pero ni las promesas de los bienes materiales ni el temor a la muerte pudieron obligar a Juliana a abjurar a Cristo. La castigaron cruelmente con el látigo y después la encarcelaron. Ahí la esperaba una nueva prueba: el diablo se presentó como un ángel y trató de convencerla de ser razonable y hacer una pequeña transición. Dándose cuenta, de como hablaba, ella se dio cuenta de que estaba hablando con el enemigo de la humanidad. Juliana rezó a Dios y el diablo desapareció vergonzosamente.

Viendo la firmeza de la mártir por Cristo y los milagros que se producían durante sus martirios, muchos ciudadanos de Nicomedia se hicieron cristianos. A todos los decapitaron. Después ejecutaron a santa Juliana quien acaba de cumplir 18 años. Esto sucedió en el año 304.

Mártir Juliana se venera como protectora de la castidad y virginidad. Las partículas de sus reliquias se encuentran en muchas iglesias.

Anuncios